Contacto Noticias Proyectos SEMANA DE LA MADERA

El sector forestal-madera de Euskadi reivindica la gestión sostenible de los bosques para hacer frente al cambio climático

El sector forestal-madera de Euskadi reivindica la gestión sostenible de los bosques para hacer frente al cambio climático

 

Baskegur ha destacado la importancia del sector forestal-madera como aliado de la administración y del conjunto de la sociedad para que los objetivos de la COP26 sean algo más que una mera declaración de intenciones y se pueda pasar del debate a la acción. 

La reunión de la COP26 que se celebra en Glasgow desde el pasado 31 de octubre hasta el próximo 12 de noviembre tiene el reto de conseguir que los países más desarrollados asuman el compromiso de limitar la temperatura global a menos de 1,5 grados Celsius. Si no se alcanza esta meta, el calentamiento global  dañará ecosistemas como  los bosques que son además los grandes aliados en la captación de C02.

Organizaciones como PEFC Internacional demandan a los jefes de Estado reunidos en Glasgow una defensa más activa de la importancia de las certificaciones forestales para garantizar la sostenibilidad y el uso de un recurso como la madera que es y va a ser crucial en la estrategia europea y mundial para reducir la dependencia de los combustibles fósiles. Baskegur como asociación representante del sector forestal-madera vasco hace suya esta reivindicación. La gestión sostenible de nuestros bosques es clave para lograr que las economías desarrolladas puedan hacer una transición verde hacia modelos bajos en carbono.

El ciclo sostenible de la madera, con una gestión adecuada, posibilita que el C02 se almacene en los productos finales, como en la construcción, los embalajes o el mobiliario y que se planten nuevos árboles que seguirán captando carbono, ayudando en el objetivo de lograr reducir el cambio climático.

La fabricación de materiales plásticos, aluminio, cemento… requieren grandes cantidades de combustibles fósiles para su fabricación, que además aumentan durante el posterior transporte. La corta de plantaciones forestales, llegado el momento óptimo, permite que el CO2 “secuestrado” en el interior de la madera termine en un producto final que nunca será un residuo porque siempre se va a poder recuperar y reutilizar como pasa con la madera, el cartón o el papel. En eso consiste la bioeconomía forestal circular. 

En este sentido,  las empresas del sector forestal-madera vasco trabajan para mejorar su procesos y reducir la huella de carbono que se produce en la transformación de la madera. Baskegur impulsa entre sus asociados las Declaraciones Ambientales de Producto (la más reconocida es la certificación EPD) como instrumentos clave para medir la sostenibilidad medioambiental de sus productos en comparación con otros bienes que siguen procedimientos mucho más contaminantes y nocivos para los ecosistemas. La propia Baskegur logró en 2017 la DAP sectorial de tabla o tablón de pino radiata, que posiciona al sector forestal-madera de Euskadi como referente europeo en el uso de certificaciones medioambientales. 

Fomentamos la gestión sostenible del bosque

La gestión sostenible de nuestros bosques garantiza a la propiedad forestal un justo retorno de su inversión, a las empresas transformadoras y a la sociedad contar con un recurso natural que limite su dependencia de los derivados del petróleo y también que tras las cortas los terrenos sean repoblados para mantener el ciclo y que nuevos árboles sigan captando C02 ayudando en la lucha contra la contaminación. 

Un bosque gestionado es el mejor aliado contra los incendios. Gracias a la labor de la propiedad forestal, en Euskadi y Europa se va contando con una mayor superficie arbolada. Un bosque que genera también servicios ecosistémicos como su disfrute por parte de la ciudadanía, una mejor gestión de los recursos hídricos y la reducción de la erosión.

El sector forestal madera a nivel europeo lleva años desarrollando programas para que las empresas sean responsables, promuevan el uso de madera km0 certificada y se garantice que cuando se usa madera de otras latitudes provenga de fuentes fiables y responsables. Baskegur trabaja en el proyecto Life Legal Wood para evitar que los bosques tropicales sigan sufriendo la deforestación impidiendo que esa madera pueda ser comercializada y advirtiendo a las autoridades cuando se detecta la llegada de madera de fuentes no controladas. 

Cerca del 70% de la madera que transforman las empresas vascas agrupadas en Baskegur procede de bosques km0. Para la Asociación de la Madera de Euskadi potenciar el uso de recursos locales es la mejor garantía para evitar el aumento de la contaminación provocada por el transporte, además de garantizar una gestión adecuada de nuestro entorno natural evitando el abandono de los entornos rurales.