Trabajo para evaluar la sostenibilidad del sector forestal de la CAPV

Baskegur, junto con otros agentes de la cadena de valor, pone en marcha un trabajo para evaluar la sostenibilidad del sector forestal de la CAPV.

En los últimos años se viene observando una tendencia creciente en cuanto a la mayor sensibilidad y demanda de información por parte de las personas consumidoras sobre las características ambientales, sociales y económicas de los productos y servicios que adquieren a fin de ejercer un consumo más sostenible. También, por parte de las empresas fabricantes y proveedoras de productos existe la necesidad de dar a conocer al mercado las ventajas ambientales, sociales y económicas de sus productos a través de identificadores que reconozcan y garanticen un menor impacto medioambiental.

El comportamiento sostenible de los productos está siendo uno de los valores demandados por parte de los consumidores a la hora de ejercitar la opción de compra sobre un determinado producto. Hace años este era un aspecto que quedaba limitado al cumplimiento legal de las diferentes normativas existentes. Sin embargo, en los últimos años, la cada vez mayor sensibilización de los consumidores, así como la constatación de los efectos nocivos que el ser humano está ejerciendo sobre el planeta, está propiciando la aparición de un nuevo consumidor cada vez más sensible con esta problemática.

Es por ello que es necesaria la existencia de sistemas de reconocimiento social, económico y ambiental que permitan al consumidor identificar aquellos productos con un mejor comportamiento a lo largo de todo su ciclo de vida.En muchas ocasiones no existen reconocimientos con grupos de productos adaptados a la tipología de productos fabricados en la CAPV, y en otros casos el reconocimiento emitido no es lo suficientemente eficaz para reflejar las bondades ambientales del producto. Los sistemas de evaluación ambiental, social y económica nos indican que el producto certificado tiene un menor impacto ambiental que el resto del mercado, y que en su fabricación, distribución y uso se ha tenido en cuenta el impacto social y económico del mismo para minimizarlo al máximo. La mayoría son de carácter voluntario y, generalmente, cuentan con el soporte de un Análisis de Ciclo de Vida del producto.

En esta misma línea los objetivos y metas definidos en la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible, aprobada en 2015 por Naciones Unidas ofrece en todos los niveles un marco homogéneo para la planificación del desarrollo sostenible, por lo que los objetivos determinados en este proyecto se han clasificado según estos Objetivos de Desarrollo Sostenible. La Agenda 2030 plantea un total de 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) con 169 metas que abarcan las esferas económica, social y ambiental, y regirá los programas de desarrollo mundiales durante los próximos años.

A su vez plantea para dichas metas 232 indicadores de seguimiento.El marco del proyecto Sistema de evaluación de la sostenibilidad del sector forestal de la CAPV, financiado por el Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad del Gobierno Vasco y por FEADER (Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Sostenible) dentro del programa de medida de cooperación PDR 2016, ha resultado propicio para definir un panel de indicadores que aúna dos objetivos; por un lado poner en manos del sector una metodología de cálculo de indicadores de sostenibilidad que pongan en valor el sector forestal madera de la CAPV, y por otro lado más enfocado a la administración, definir unos indicadores medibles que permitan conocer cómo está cumpliendo el sector con los ODS de una manera continua. El resultado final son estas fichas metodológicas de los 36 indicadores que se han definido y organizado según los ODS. Se ha tomado como modelo el panel de indicadores de desarrollo sostenible elaborado por la UPV/EHU.