Contacto Noticias SEMANA DE LA MADERA

Erika Bugallo ganadora del premio Baskegur fin de máster de ingeniería de la construcción de la UPV/EHU

Baskegur, en su afán por promover el uso de la madera en todos los ámbitos, ha vuelto a entregar el premio al mejor trabajo de fin de máster en ingeniería de la construcción, con madera, de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Bilbao. El premio dotado con mil euros ha ido a parar a Erika Bugallo por su trabajo “El bosque de la sostenibilidad modular”. Aquí os presentamos un resumen de la propia autora para que conozcáis su proyecto.

El bosque de la sostenibilidad modular

La madera es un material que ofrece una inmensidad de opciones para la construcción. Diversos estudios, concluyen en que es la alternativa más económica y sostenible en comparación con los materiales tradicionales. Posee capacidades de resistencia y durabilidad tan buenas como las del acero y el hormigón, además de propiedades aislantes tanto térmicas como acústicas aportando bienestar y confort a sus usuarios entre otras muchas ventajas. A día de hoy, se ha convertido en un material muy controlado y normalizado, aumentando con ello la calidad y variedad del producto final. En el País vasco el sector maderero forestal adquiere una gran importancia ambiental y económica, siendo el 1,8% del PIB.

Las normativas de la edificación están orientadas a la reducción del consumo energético con la construcción de edificios de consumo nulo. Por ello la idea de formar una cooperativa en apoyo a la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente mediante la construcción en madera puede ayudar a lograr estos objetivos.

El objetivo principal de esta iniciativa consiste en crear un sistema de gestión de bosques y vivienda, con materiales y recursos sostenibles, tanto por su fabricación como por el coste secundario en transporte que conllevan. No se busca la amortización económica, sino la amortización energética y de los recursos mediante el compromiso de gestión sostenible y del reciclaje al que deberán de comprometerse los usuarios durante la vida útil de sus módulos, para lo que se crea una cooperativa. Deberán por lo tanto cuidar y tratar una porción de bosque perteneciente a la cooperativa, para así, cerciorar el correcto funcionamiento del mismo y que las masas forestales crezcan en unas condiciones óptimas cumpliendo la normativa de los bosques certificados y siendo gestionadas de forma sostenible, garantizando el uso de recursos y materias locales como serian en el caso de nuestro territorio el Pino radiata.

La proporción de bosque a cuidar, se basa en la relación de superficie de la vivienda adquirida y la cantidad de recursos utilizados, aumentando cuando se añadan nuevos módulos secundarios el área a tratar.

Se diseña un módulo básico de vivienda, de unos 40 m2 realizado con madera proveniente de las cooperativas locales y que cuenta con las instalaciones habituales y básicas para la habitabilidad. Para reforzar la sostenibilidad del sistema, se utilizaran las instalaciones de biomasa y captación de aguas pluviales, proporcionando un ahorro de recursos naturales, energéticos y económicos. Este módulo se podrá complementar con módulos secundarios acoplables para su ampliación en caso de que el usuario lo necesite, no consumiendo recursos innecesarios.

Volumetría de modulo inicial

Para la creación de la cooperativa se toma como origen una hectárea de terreno, la cual proporcionará la madera necesaria para obtener 8 módulos de vivienda iniciales. Este terreno se gestiona por 6 cooperativistas, asignándose un módulo para cada uno de ellos, resultando de las dos partes restantes la cantidad necesaria para la creación de 4 módulos secundarios.

Reparto de terreno en una hectárea

El coste total estimado de cada módulo de vivienda según el presupuesto calculado, sería de unos 86.383,16 € aproximadamente, además habría que sumarle la parte proporcional del coste del terreno que se situaría entornos a los 17.350 € en total y los costes de selvicultura que deberán de realizarse y que no tendrán coste económico, sino de tiempo por parte de los cooperativistas como parte del compromiso adquirido. Parte de la inversión realizada, se devolverá al usuario a modo de ahorro energético, derivada del uso de los pellets como combustible proveniente de los subproductos conseguidos. También será amortizado el coste a los largo de la vida de útil de la vivienda mediante la venta de estos subproductos forestales o la masa final de la superficie tratada. Estos beneficios seguirán aumentando cuando los propietarios inicien nuevos ciclos, ya que en los ciclos posteriores no se deberá abonar la compra del terreno. De esta manera el bosque siempre tendrá masa forestal de calidad y activa.

Ciclos en la cooperativa

Este sistema no solo implica mejoras medioambientales y la implicación popular en la sostenibilidad, sino que además suscitara interés por los beneficios económicos que este sistema conllevaría a las industrias y a las diferentes localidades, y por consiguiente la creación de empleo en zonas adscritas al sistema y sus zonas de influencia.

Erika Bugallo Hernández

El bosque de la sostenibilidad modular (Resumen)