Enfermedades y plagas

Nuestras masas forestales son complejos ecosistemas en el que interactúan diferentes especies de plantas, insectos u hongos, que cuando se produce un desequilibrio para su estabilidad y sostenibilidad, se generan enfermedades o plagas forestales.

Estas plagas y enfermedades se producen tanto en masas introducidas mediante plantación de especies no originarias del lugar como en masas naturales. Con el progresivo aumento del transporte de mercancías y personas aumenta el riesgo y la velocidad de propagación de estas afecciones, por lo que es necesario extremar las precauciones, así como mejorar la integración de la gestión forestal con la prevención y lucha contra plagas y enfermedades.

En Euskadi, las funciones de determinar las líneas de actuación en la lucha contra las plagas y enfermedades y de fijar las líneas de investigación prioritarias a desarrollar en materia fitosanitaria corresponden a la Mesa de Sanidad Forestal, órgano colegiado adscrito al Gobierno Vasco y en el que formamos parte además de las Diputaciones Forales, representantes del sector forestal.

Es importante valorar y priorizar los diferentes riesgos sanitarios para poder establecer medidas de prevención y control de los mismos.

Las afecciones que más atención recaban en la actualidad son:

  • En pinares: Las bandas marrón y roja de las acículas, el Fusarium circinatum y la procesionaria; también la prevención para evitar la entrada del nematodo del pino.
  • En eucaliptales, el Gonipterus platensis y la Mycosphaerella spp.
  • En castaños, la tinta y el chancro; en robles, los oidios, y en fresnos, la Chalara fraxinea.